19 mar. 2010

Paraíso perdido

He caminado entre la vida sin esperanzas y muerto,
entre oscuros caminos de alegorías ficticias,
entre sombras, monstruos y serpientes,
aves, leones y criaturas no vivientes.

He visto la semilla del pecado,
donde nace el árbol de la vida,
he visto luz en las sombras
y sombras en la oscuridad.

He encontrado la entrada al paraíso,
rodeado de mujeres, rosas y vino,
sin remordimientos, tristezas o pesares,
solo con libertad, única dueña de mis cantares.

Sigo cantando a la llama jadeante,
danzante, se encuentra mi corazón,
sigo danzando con la luna brillante,
apasionado, ebrio de locura, canta mi corazón.

-01/11/2006-

No hay comentarios:

Publicar un comentario